Gastrik, entre historietas y stencils

El magazine "Arte urbano, cultura emergente" que publicamos la semana pasada tuvo un eco increíble entre los lectores del blog y amigos que nos siguen en Facebook.
De todos los contenidos compartidos entre sus 76 páginas destacamos la mención que hicieron Ana y Miguel del blog CIPO URBANO a dos artistas cipoleños: Gastrik y Dumbo. Ambos son autores de una extensa serie de obras de mucha calidad y creatividad impresas sobre las paredes de la ciudad. Gastrik con stencils y Dumbo con stickers.
Pero somos curiosos: queremos mostrar en detalle la obra y las redes invisibles que la sostienen de los talentos que salen de esta ciudad. Por eso buscamos a ambos para entrevistarlos.
Aquí, entonces, el primer resultado. Una entrevista a Gastrik que revela al artista inteligente, inquieto y filoso que hay detrás del pseudónimo.
(Lo incluímos también en la sección Corazones de miga de pan ya que actualmente no vive en Cipolletti). La entrevista a Dumbo vendrá después de ésta...

TODAS LAS IMÁGENES PUBLICADAS SE VEN GRANDES CON UN CLIC EN CADA UNA



¿Quién es y qué significa "Gastrik"?
Mi nombre es Gabriel Muñoz, nací en 1979 en Cipolletti, pero ahora estoy viviendo en Zapala.
Soy dibujante de historieta, ilustrador, pintor y hago stencils. Antes firmaba los dibujos como GM. En el `98 opté por utilizar un seudónimo que mantuviera las iniciales y así surgió Gastrik Mikrobe, nombre que reflejaba el humor ácido que manejaba en ese entonces. El tiempo me rebautizó “Gastrik” a secas.


¿Viviste siempre en Cipolletti?
Toda mi vida viví en Cipolletti, a excepción del 2003 que estuve en Carmen de Patagones y Viedma dando el taller de Historieta que luego di durante 6 años para Cultura de Cipolletti.



¿Cuándo y porqué cambiaste a Cipolletti por Zapala?
A fines del año pasado decidí irme a vivir con mi novia y encarar un proyecto personal.



¿Nos hacés una descripción de Cipo?
Te la puedo describir desde el lugar de artista. Es una ciudad con mucho talento, pero talento sin vidriera, no trasciende. Tiene muy buenos pintores, muy buenos escultores, muy buenos músicos, pero poco lugar para exponer su arte. Ahora, con el inminente Centro Cultural, espero que esta falta de espacio se solucione.


Contanos una anécdota tuya relacionada con la ciudad.
Con mi hermano salíamos todos los 30 de noviembre a pintar cintitas rojas por la ciudad en conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra el Sida. En una oportunidad se nos acercó un grupo de chicos que salían del colegio nocturno y nos pidieron si les pintábamos las mochilas.
En otra oportunidad pusimos en práctica una teoría de mi hermano. Según él, de noche la gente anda más susceptible y si ven a alguien pintando una pared, llaman a la policía. Asocian a la noche con lo prohibido. Convocamos a un grupo de chicos que también hacían stencils y salimos a pintar a las 6 de la tarde. Llenamos una pared en 20 minutos. La gente nos miraba pero nadie protestó. Y era lo mismo que hacíamos de noche!



Vos dibujás y pintás, dos expresiones artísticas "tradicionales". Pero la historieta y el stencil no son lugares comunes, no existen escuelas en todos lados. ¿Cómo llegaste a la historieta?
A la historieta llegué primero como lector. Crecí leyendo Dartagnan, Fantasía, Nippur, Intervalo. Cuando descubrí Cybersix, de Trillo y Meglia, decidí que eso era lo que yo quería hacer.


¿A través de tus hermanos, amigos?
No, mis amigos andaban en otra. Solo pensaban en jugar a la pelota. Yo prefería quedarme en casa dibujando. Y mi hermano era muy chico todavía.


¿Cuanto tiempo hace de eso?
Y, estamos hablando del `94. Además, yo no dibujo desde chico como la mayoría de los dibujantes. “Nací con un rotring pegado a la mano”, “Dibujo desde la panza”, “Mi primer palabra fue Breccia”, nada de eso. Empecé a dibujar a los 14 años. Desde chico me interesé más en la escritura. Pero llegó el momento en que las palabras se me hacían pocas para describir algunas cosas. Necesitaba imágenes. Y opté por la historieta como mi medio de expresión.



Contanos como trabajás una historieta. ¿Hacés primero el guión y después los dibujos? ¿Coloreás en papel y escaneás o directo en la compu? ¿Usás lápices, fibras...?
Por lo general hago primero el guión, lo divido en páginas y por último, divido cada página en viñetas. Luego planteo todas las paginas con lápiz azul, y finalmente las paso a tinta. No coloreo directamente el original, utilizo la compu. A veces trabajo sobre guiones míos como en “León, el fanático”, la historieta que hago para el diario Hinchas Anónimos. “Caramelos de Alcaucil” fue guión de mi hermano Kevlar, y “Ctrl + Alt + Supr” es guión de él, mío y Lore, mi novia. Ahora, con “Stencil” vuelvo a dibujar bajo un guión largo mío. Van a ser 40 páginas, y como en (el blog) Historieta Patagónica me toca publicar sólo los lunes, va a terminar en Abril de 2011.


El cómic es una industria mundial que mueve mucho dinero, pero en Argentina pareciera que todavía es un hobbie para jóvenes. ¿Pensás que hay oportunidades acá para vivir de la historieta?
Acá no se puede vivir de la historieta, pero sí del dibujo, la ilustración. O dando seminarios, talleres. En Francia, EEUU o Japón, al dibujante de historietas lo tratan como a un director de cine. Acá te tratan como a un mendigo.


Serie “Smile”

¿Cuáles son los autores que podés reconocer como influencia?
Son muchos los autores que influenciaron mi línea. Uno va absorbiendo todo lo que le parece eficaz. De los nacionales admiro el trabajo de Meglia, Fontanarrosa, pero sobre todo admiro el comic franco-belga: Hergé (Tintin), Rob-Vel (Spirou; Fantasio) y Uderzo (Asterix) son mis favoritos. Como lector soy un gran consumidor de comic. Recomiendo Maus, de Art Spiegelmann; Parque Chas, de Barreiro y Risso; Hate, de Peter Bagge; Macanudo, de Liniers; y Death Note (no recuerdo el nombre del autor)



En tu perfil de Google preguntás "¿cómo se llaman los que hacen stencils? ¿Stencilero?". Eso da la impresión de que la teoría no te interesa, que lo hacés casi sin intención, sin embargo en tu blog de stencils le enseñás a tus lectores como hacer plantillas para crear imágenes complejas, en capas. Voy a hacerte una pregunta con una sonrisa: ¿sos stencilero o te hacés?
El stencil lo empecé a usar para las historietas. Lo utilizaba como lo utiliza un aerografista, solo que yo era más rústico. Cubría las partes que no quería pintar y le daba sombras con el aerosol. Cuando empecé a usar la compu para el coloreado de la historieta dejé al stencil para las calles.
Pinté paredes durante mucho tiempo (2001-2006) hasta que Cipolletti se abarrotó de stencil. Entonces me di cuenta de que ya eramos muchos haciendo lo mismo y decidí dar un paso al costado. Además, por su carácter vandálico, estaba empezando a tener demasiados problemas. Tampoco me servía pedir permiso para pintar, y si bien ya algunos me pedían que les pinte, como la gente de Sutra (a quienes les llené los baños de stencils) ya no me divertía. Actualmente solo pinto remeras y discos de vinilo.


Uno de los stencils pintados en Sutra

¿Porqué elegiste al stencil para intervenir las paredes?
El stencil es el modo más eficaz de intervenir las paredes, porque te permite hacer un dibujo elaborado, de manera rápida y con poca pintura. Y además podes jugar con la repetición, el hartazgo. Y ponerlo en espacios reducidos, cosa que con el graffitti no se puede ya que te demanda más tiempo, más pintura y más espacio.



Hay autores de stencil famosos en el mundo. ¿Tenés tus favoritos?
Hay un brasilero que hace unas pinturas espectaculares, pero no me acuerdo su nombre. Y Banksy, por supuesto!


¿Habías probado otras técnicas en las paredes, antes del stencil?
No, solo el stencil. Nunca me interesó el graffitti ni los tags ni las pegatinas.



Cuando salís a pintar con stencil, ¿buscás divertirte, hacer más linda la ciudad, dejar un mensaje, otra cosa o todo eso junto?
El acto en sí, salir a la noche a pintar paredes ajenas, no es divertido. Es stressante! Ni siquiera la adrenalina me compensa. El proceso de crear el stencil, eso si me divierte. Cuando salía a pintar buscaba volcar en las paredes las cosas que me gustaban. Bandas, personajes de la cultura pop, bizarreadas, un poco de ironía. Solo una vez lo utilicé a modo de homenaje. Cuando salí a pintar gatos negros por la ciudad fue en homenaje a mi mascota que había tenido que sacrificar hacía poco tiempo. La mayoría de lo que pinté al principio desapareció. Lo pintaron arriba, o la pared se descascaró. Por suerte, parte de eso lo pudo rescatar el libro “1000 STENCILS”, de La Marca Editora. Pero por lo general se trata de hacer públicos mis intereses personales.


En un stencil dibujaste a un pibe haciendo un stencil (supongo que a vos mismo). ¿Lo pensaste como una declaración de principios: "acá estoy yo, esto es lo que
hago"?
No, ese stencil lo hice especialmente para el pub Sutra. Iba en una esquina de la pared para cerrar la idea de ese momento. Fui el modelo de ese stencil pero no lo hice con ánimo de figurar.



¿Qué tipos de dibujos te interesa pintar?
Hice stencils sobre muchos personajes de historieta (Cibersix, Cazador, Punisher, Lobo, Astroboy, Superman, Batman, etc), personalidades de la historia argentina (Maradona, Minguito, Gardel, el Che, Indio Solari, Charly Garcia, Olmedo, Porcel, etc), personalidades internacionales (Marilyn Monroe, Macauly Culkin, Drew Barrymoore, Quentin Tarantino, Kurt Cobain, Willy Wonka, etc), y grupos musicales que me gustan (Ska-P, Las Manos de Filippi, Ramones, Boom Boom Kid, Los Redondos, El otro yo, etc).

¿Te genera frustración que tus stencils desaparezcan de las paredes?
A veces si, pero la mayoria de las veces es un alivio. Es agradable ver como blanquean una pared llena de stencil porque queda lista para...ser llenada otra vez!

Uno de los post de tu blog dice: "Como nunca estudié pintura, ni nada por el estilo, no se un carajo. Metí aerosol, oleos, sintético, latex de exterior, tinta para sellos... jajaja. Y bueno, que le voy a hacer! Yo pinto para entretenerme!". La frase me lleva a una pregunta: ¿sos realmente autodidacta en todas las técnicas que usás?
Si, jamás estudié arte. No me enorgullezco de eso. Me hubiese encantado. Cuando era chico no tenía recursos y ahora no tengo constancia para nada. Ni disciplina. Una lástima.


¿Es habitual que experimentes mezclando diferentes materiales?
Si, gracias a la experimentación uno obtiene conocimientos propios. “Esto lo hago así porque sino pasa tal cosa” no es lo mismo que “hago esto así porque así me lo enseñaron”, que es lo que pasa cuando uno se basa en técnicas ajenas. Pero debe estar bueno que a uno le den las técnicas servidas en bandeja, no?


¿Te aburrís mucho?
No, para nada. El arte impide que uno se aburra. Es una búsqueda constante. Imposible aburrirse.

Muchas gracias Gabriel por la predisposición y buena energía que le pusiste a nuestra propuesta.
Links a los blogs de Gastrik: el de stencil y el de historieta.


* * *

“Stencil”
Gabriel no lo menciona en la entrevista, pero esta historieta, que ya se está publicando cada siete dias en el blog Historietas Patagónicas, la replicaremos bajo su autorización en CIPOLLETTI ES UN LUGAR.
Según nos contó, con Stencil busca dedicar más atención a los dibujos, por eso elige el monocromo, para poner todo el esfuerzo al servicio de los detalles. Además, está basada en un extenso guión propio que se irá desarrollando a lo largo de 40 páginas.
Nosotros haremos el lanzamiento aquí con las primeras cinco páginas y después seguiremos el ritmo semanal. Acá al lado pueden ver la página 1.

5 comentarios:

Miguel dijo...

¡Muy buena nota! Los stencil de Gastrik estan "desapareciendo" de los muros de Cipo... ya sea porque la pintura nueva los tapa o porque se desgastan con el tiempo. Estaría bueno que viniera un par de dias por aqui a renovar su producción... je je

Ariel dijo...

Gracias Miguel...nosotros estamos muy contentos con el resultado de la entrevista. Gabriel tiene siempre una frase ajustada que te deja pensando...como sus trabajos. Y desde acá apoyamos la idea: que vuelva Gastrik a decorar la city!!!

Pablo dijo...

Buenas! Muy buena nota! Excelente artísta y excelente tipo! GASTRIK es un sujeto, para mi, sumamente talentoso y lleno de recursos, lamentablemente como él dice, nació acá, en Cipolletti, donde el talento no trasciende...Pero yo estoy seguro que tarde o temprano el pibe romperá ese muro invisible y empezará a brillar como sé merece.
Viejo, si lees esto te digo que nunca pares de generar arte, no pares de crear...Siempre te admiré y aprendí mucho de vos!
Un abrazo y lo mejor!!! Hasta que nuestros caminos se crucen de nuevo!

Ojos Brujos dijo...

Cuando me tomaba el cole para ir a nqn me distraía con los stenciles de Gastrik, siempre me sacó una sonrisa. Me daba mucha bronca cuando al día siguiente ya pintaban… Uh…otra vez el muro en blanco. Pero a la vez pensaba, que podía stencilar otra vez y dejaba que mi tristeza desapareciera con la espera de un nuevo dibujo. No sabía que Gastrik también es ilustrador/historietista. Me da mucho orgullo tenerlo x aquí. Por suerte lo tenemos cerca en el espacio. Y coincido con él…con el dibujo en las manos la palabra –aburrimiento- no existe en el calendario. Un abrazo Gastrik.

Valle.

Anónimo dijo...

gracias a todos por sus comentarios. es gratificante ver la repercusion que generó algo que en su momento hice solo como un juego, y que no fue comprendido, pero que con el tiempo tomó otro cuerpo.
fue un juego simple concebido bajo los parametros del arte. el arte no se genera solo, arte es todo lo que se genera como tal, con ese fin. el arte goza de buena salud!
gracias a todos, un abrazo!

gastrik

Publicar un comentario

Quizás también te interese

¿Te gusta nuestro blog? Compartilo..!

Bookmark and Share